La lengua es un conjunto de músculos extremadamente móvil que nos permite acciones tan importantes como hablar, tragar o chupar de forma coordinada. También es un órgano sensorial tremendamente potente que nos permite degustar la comida, de hecho es la parte del cuerpo más sensible.

Tu lengua te ayuda a comer , hablar y saborear.

  • La nariz y la lengua trabajan juntas para que saborees y olfatees los alimentos.
  • Mide un promedio de 10 cm.
  • De la misma manera que las huellas dactilares, es diferente en cada persona.
  • Tienes 10.000 papilas gustativas que irán disminuyen con la edad, pero que se regeneran cada 15 días.
  • La sangre llega a ella por medio de la arteria lingual, una rama de la carótida externa.

¿Cómo se organizan las papilas gustativas?

La saliva interactúa con los alimentos, permitiéndonos saborear.

El sabor amargo se detecta en la zona posterior de la lengua, dulce y salado en la zona anterior y ácido en los laterales y en la zona intermedia, aunque toda la lengua es capaz de percibir todos los sabores.

¿Sabías que tenemos papilas gustativas diferentes?

Se conocen como calciformes, foliadas, filiformes y fungiformes.

Durante el proceso de higiene bucodental, no te olvides de limpiar tu lengua ya que en ella se acumulan diversidad de bacterias que la pueden volver amarilla, blanca o incluso negra “vellosa”.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR