Los implantes dentales

Los implantes dentales, son un tratamiento que se emplea para reponer los dientes que se han perdido por caries, enfermedad periodontal (piorrea), o accidente.

Se han convertido en una opción fundamental y en el tratamiento de elección dentro del conjunto de posibilidades terapéuticas de la odontología actual.

Un implante dental está fabricado en una aleación de titanio y tiene la forma de un tornillo. Se coloca en el hueso y sirve de raíz o anclaje para el nuevo diente. Una vez colocado el implante puede utilizarse para diferentes tipos de restauraciones dentales: coronas, puentes fijos o dentaduras completas.

Tienen grandes ventajas con respecto a otros métodos de sustitución de piezas:

  1. No es necesario “mutilar” los dientes adyacentes.
  2. Conservan de hueso y encía a su alrededor.
  3. Mejor estética pues proporcionan un aspecto muy natural.
  4. Se mejora la higiene.
  5. Lo más parecido a la naturaleza.
  6. Excelente ayuda en pacientes con cierta minusvalía psíquica.

 

En la actualidad, la implantología oral se ha consolidado como un tratamiento muy bien analizado y perfectamente preescribible.

Aquellos casos en los que se ha rehabilitado a pacientes con implantes endoóseos confirman esta utilidad, ya que devuelven al paciente la función y la estética.

Además, la actitud de los pacientes y su grado de satisfacción han sido ampliamente documentados, existiendo evidencia de que proporciona mayor confianza personal y una mejor calidad de vida.

Al perder un diente se rompe el equilibrio que existe en la boca, los otros dientes se mueven y se altera la función masticatoria, hecho que a largo plazo puede traer consecuencias incluso dolorosas a nivel de la articulación temporomandibular, de la cara y de la cabeza.

Es absolutamente necesario reemplazar una pieza ausente, pues cuando falta un diente, todos los de alrededor se mueven, el diente con el que chocaba del otro maxilar sale hacia fuera, y los de al lado, se inclinan hacia el espacio de la ausencia.

Este proceso puede tomar varios años, pero dará lugar a unos cambios estéticamente desagradables, y también llevarán a que la mordida se afecte seriamente, con la posibilidad de problemas en la ATM y el desarrollo de la enfermedad periodontal.

Para volver a una posición de equilibrio es probable que se requiera tratamiento de ortodoncia por lo que es muy importante reemplazar el diente perdido lo antes posible.

En el caso de que falte un solo diente es la mejor opción, pues no es necesario mutilar los dientes sanos adyacentes a la ausencia, éstos permanecerán intactos, devolviendo la naturalidad a su sonrisa y conservando el hueso adyacente al diente perdido.

En el caso de que tenga una dentadura completa, ya no será necesario preocuparse por que se mueva, ni usar adhesivos. Los implantes estabilizan y soportan la dentadura. Podrá comer y hablar  cómodamente, devolviéndole la seguridad y confianza perdidas.

Gracias a los implantes, podrá recuperar sla confianza y su calidad de vida.

 

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR