Inculcar a los más pequeños unos buenos hábitos de higiene oral siempre es una tarea complicada ya que no es una actividad que les entusiasme y al principio no entienden lo importante que es. Para los padres de niños con necesidades especiales este trabajo puede resultar más difícil todavía, pero es fundamental.

Los niños con necesidades especiales requieren de unos cuidados más exhaustivos tanto a nivel médico, de aprendizaje o emocional. Los trastornos del espectro autista o el síndrome de Down, entre otros, sin algunos ejemplos. La atención dental de niños con estas patologías queda en la mayoría de los casos relegada a un segundo plano, pero el odontólogo debe formar parte del grupo de especialistas del equipo médico que les atiende.

Un estudio de la Universidad Europea de Madrid ha revelado que los niños con necesidades especiales necesitan una atención odontológica y unos cuidados orales más tempranos y minuciosos que el resto de niños además. Dicha investigación también ha determinado que es necesario que se les realice limpiezas bucales más exhaustivas hasta que por sí mismos tengan la capacidad de llevar la higiene tan minuciosa que requieren.

Los problemas dentales más comunes

La salud oral, como la de todos los niños, es un aspecto esencial que hay que enseñarles a cuidar para así poder prevenir otras enfermedades. A continuación os proporcionamos una lista de los problemas bucales más habituales de los niños con necesidades especiales (especialmente en el síndrome de Down):

-Malformaciones en los dientes

-Dientes de más

Retraso en la erupción de los dientes hasta los dos años

-Falta de dientes (Agenesias)

-Magroglosia (Lengua más grande de lo habitual)

-Desgaste del esmalte dental

-Tendencia a las caries

-Esmalte dental débil

Algunos de estos problemas requieren varias visitas a tu Dentista de Confianza para solucionarlos, como por ejemplo las maloclusiones, las piezas dentales extra o las caries, por ello es importante que desde bien pequeños generen una relación de confianza con su dentista. En niños autistas las rutinas y las personas conocidas son esenciales para su colaboración, por lo que si desde pequeño el dentista es una persona conocida con la que mantiene una amistad, será más fácil que durante los tratamientos que requiera, el pequeño colabore.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR