El odontopediatra nos ayuda a mantener una sonrisa sana

La función principal del odontopediatra es comprobar el estado de nuestros dientes y bocas, cuidar de nuestras sonrisas.

Durante la consulta nos acompaña también el higienista dental que nos enseña a cuidar de nuestros dientes y nuestra salud bucal.

¿Cuándo conviene realizar la primera visita al odontopediatra?

Todos los años, al menos una vez, debemos visitar al odontopediatra para cuidar de nuestra salud bucodental y prevenir distintos problemas bucales. En especial, la aparición de la caries dental.

La caries es la enfermedad bucodental más frecuente en la infancia. Por ello, los especialistas recomendamos realizar visitas al odontopediatra cada seis meses con el fin de prevenir su aparición.

Es normal que a nuestros peques al principio les de un poco de miedo, pero si mantenemos una actitud positiva evitaremos el rechazo o las lágrimas en la consulta.

 

¿Cómo debemos actuar para ayudar a nuestros hijos a perder el miedo?

  • Desde bien pequeños, a partir de la aparición del primer diente, recomendamos iniciar visitas periódicas ya que de este modo, aunque sea una vez al año, convertiremos las revisiones en un hábito.
  • Antes de la primera revisión, podemos visitar la consulta del odontopediatra para familiarizarnos con el entorno.
  • La revisión es una oportunidad de aprender muchas cosas y podemos preguntar todas nuestras dudas y curiosidades.
  • Cuenta con tu odontopediatra para contarle cómo te sientes, eso te ayudará a estar más tranquilo.
  • Y si lo prefieres, pídele escuchar tu música preferida. Eso te relajará y te ayudará a disfrutar de la emocionante experiencia de acudir al dentista.

 

¿Qué instrumentos utiliza?

  • Bandeja de instrumentos que contiene sus principales herramientas de trabajo.
  • Espejo bucal: un espejo pequeño y redondeado que permite ver cualquier rincón de la boca.
  • La lámpara de iluminación que coloca sobre nuestra cara y le ayuda a ver mejor el interior de la boca.
  • El miniaspirador que sirve para succionar la saliva que no podemos tragar cuando tenemos la boca abierta.
  • El explorador dental (o sonda exploradora): un mango de metal con uno o dos pequeños ganchos curvados muy delgados que sirve para tocar y examinar los dientes.
  • El torno o taladro dental es un instrumento que se puede utilizar para distintos procedimientos como pulir partes dañadas de los dientes o realizar el tratamiento de las caries.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR