clínica dental

14
Jan

¿Que problemas puede ocasionar la perdida de piezas dentales?

La pérdida de piezas dentales es un problema, por desgracia, demasiado común en entre los adultos españoles. Según estudios sólo un 30% de los españoles menores de 45 años mantienen todos sus dientes (32 piezas contando las muelas del juicio), pero según avanza la edad es aún peor. En los adultos mayores de 65 años, sólo un 5% tiene todos los dientes y más del 20% ya los ha perdido todos.

Las causas de la pérdida de dientes pueden ser varias:

  • Problema congénito: El 20% de la población mundial no llegan a tener todos sus dientes por culpa de sus genética.
  • Enfermedades bucodentales: Muchas las personas que acaban perdiendo alguna pieza dental por un mal cuidado de una simple caries.
  • Traumatismos: Rotura de los huesos de la mandíbula tras sufrir accidentes suelen ser lo más repetido en este caso.

Tras perder un diente es necesario acudir a su dentista de confianza con el fin de determinar las causas y las soluciones. Los dentistas de confianza de la Clínica Oviedo y Miranda advierten de las consecuencias que puede tener perder una pieza dental:

  • Problemas de mordida.
  • Desgaste excesivo en las piezas dentales sanas.
  • Movilidad Dental.
  • Hipersensibilidad y dolor de Encías.
  • Aparición de Caries interdentales.
  • Problemas de masticación.
  • Dolores de cabeza y cefaleas tensiónales.
  • Dolores Articulatorios.
  • Envejecimiento estético.
  • Problemas de habla.

En la Clínica Oviedo y Miranda en Lanzarote somos expertos en salud oral. Para más información no dude en visitar nuestra clínica o llamar al 928 82 32 68.

17
Dec

Limpieza Dental ¿Cuando se debe hacer?

Para que podemos disfrutar de una buena salud bucodental, es imprescindible cepillarse los dientes varias veces al día, concretamente después de cada comida.

Además de este mantenimiento diario también es necesario acudir a tu dentista de confianza cada cierto tiempo para hacernos una limpieza bucal.

El principal objetivo de una limpieza es retirar los sedimentos que poco a poco se acumulan entre los dientes y que no pueden eliminarse con un cepillo. Estas acumulaciones son llamadas sarro, que son bacterias que se van adhiriendo al diente y se endurecen.

El sarro a parte de dar un color amarillento a nuestros dientes, puede provocar ciertas enfermedades como caries o enfermedades de la encía.

Los dentistas de confianza de la Clínica Oviedo y Miranda en Lanzarote recomiendan realizar una limpieza dental una vez al año como mínimo. Aunque el periodo puede ser menor en función de cada persona y el sarro que se le acumule en el diente.

Pero ¿Cómo se hace una limpieza bucal?:

Se trata de un proceso sencillo en el que no se siente ningún dolor por lo que no requiere anestesia. El dentista utiliza herramientas especiales para remover y retirar el sarro fácilmente. Para los sedimentos más grandes y resistentes se usa una herramienta de ultrasonidos que remueve el sarro. Para los más pequeños se utiliza una espátula con forma de gancho.

También se usa agua a presión en la que se le ha diluido un bicarbonato especial para eliminar las manchas que se han formado.

Una vez que se han limpiado y pulido los dientes y encías, la limpieza finaliza con la aplicación de un gel antiinflamatorio que ayudará a reducir las molestias.

Los dentistas de confianza de la Clínica Dental Oviedo y Miranda en Lanzarote utilizan los últimos métodos para realizar una correcta limpieza bucodental. Si quiere más información no dude en llamar al 928 82 32 68

 

 

6
Oct

¿Cuándo hacer la primera consulta con el odontólogo?

Desgraciadamente, la mayoría de los padres llevas a sus hijos al dentista de forma reactiva, es decir, cuando el problema ya ha surgido. Lo ideal sería acudir regularmente al dentista de manera preventiva. Por eso respondemos hoy a la pregunta ¿Cuándo hacer la primera consulta con el odontólogo?

En la consulta, el odontólogo puede detectar riesgos de padecer una enfermedad bucodental. Nuestra salud bucodental, así como la de nuestros hijos, no sólo significa “curar” un daño, sino que, sobre todo, prevenir.

Prevenir una caries y tomas medidas antes de que ocurra, es mucho más efectivo que curar una caries que ya se ha producido, y que si no se trata a tiempo, puede desde romper el diente hasta dejarnos sin él.

En el deporte, unos dientes sanos es una parte importante en el estado físico del deportista, no en vano, los dientes están relacionados con los huesos, músculos y articulaciones. La salud bucodental no sólo abarca el sistema bucal, sino que también el sistema estomatognático.

Si logramos detectar a tiempo desde caries hasta hábitos a la hora de masticar, estaremos evitando problemas en el futuro en los dientes, articulaciones,…

Aunque parezca que no haya aún ninguna señal, el odontólogo puede detectar futuras complicaciones y atajarlas a tiempo, antes de que el problema se produzca.

22
Sep

El odontopediatra nos ayuda a mantener una sonrisa sana

La función principal del odontopediatra es comprobar el estado de nuestros dientes y bocas, cuidar de nuestras sonrisas.

Durante la consulta nos acompaña también el higienista dental que nos enseña a cuidar de nuestros dientes y nuestra salud bucal.

¿Cuándo conviene realizar la primera visita al odontopediatra?

Todos los años, al menos una vez, debemos visitar al odontopediatra para cuidar de nuestra salud bucodental y prevenir distintos problemas bucales. En especial, la aparición de la caries dental.

La caries es la enfermedad bucodental más frecuente en la infancia. Por ello, los especialistas recomendamos realizar visitas al odontopediatra cada seis meses con el fin de prevenir su aparición.

Es normal que a nuestros peques al principio les de un poco de miedo, pero si mantenemos una actitud positiva evitaremos el rechazo o las lágrimas en la consulta.

 

¿Cómo debemos actuar para ayudar a nuestros hijos a perder el miedo?

  • Desde bien pequeños, a partir de la aparición del primer diente, recomendamos iniciar visitas periódicas ya que de este modo, aunque sea una vez al año, convertiremos las revisiones en un hábito.
  • Antes de la primera revisión, podemos visitar la consulta del odontopediatra para familiarizarnos con el entorno.
  • La revisión es una oportunidad de aprender muchas cosas y podemos preguntar todas nuestras dudas y curiosidades.
  • Cuenta con tu odontopediatra para contarle cómo te sientes, eso te ayudará a estar más tranquilo.
  • Y si lo prefieres, pídele escuchar tu música preferida. Eso te relajará y te ayudará a disfrutar de la emocionante experiencia de acudir al dentista.

 

¿Qué instrumentos utiliza?

  • Bandeja de instrumentos que contiene sus principales herramientas de trabajo.
  • Espejo bucal: un espejo pequeño y redondeado que permite ver cualquier rincón de la boca.
  • La lámpara de iluminación que coloca sobre nuestra cara y le ayuda a ver mejor el interior de la boca.
  • El miniaspirador que sirve para succionar la saliva que no podemos tragar cuando tenemos la boca abierta.
  • El explorador dental (o sonda exploradora): un mango de metal con uno o dos pequeños ganchos curvados muy delgados que sirve para tocar y examinar los dientes.
  • El torno o taladro dental es un instrumento que se puede utilizar para distintos procedimientos como pulir partes dañadas de los dientes o realizar el tratamiento de las caries.
19
Jul

Tu boca está llena de bacterias

 

¿La mía? Te preguntarás. Sí, la tuya y la de todos. Verás.

Es posible que desconozcas que dentro de tu boca hay unas 700 especies distintas de bacterias conviviendo. También es posible que pienses que todas ellas son inofensivas…Pero has de tener en cuenta que muchas de ellas son perjudiciales para nuestra salud.

Una buena higiene bucal es necesaria ya que nos protege de la aparición de estás bacterias perjudiciales.

¿Dónde suelen alojarse las bacterias?

Principalmente podemos encontrarlas en:

 

  • lengua
  • encía
  • dientes
  • saliva
  • espacios interdentales
  • mucosas

 

Es cierto que se habla de unas bacterias que son amigas y otras enemigas para la salud. El equilibrio entre ambas es beneficioso para mantener una óptima salud bucodental.

Las bacterias amigas son aquellas que ayudan a evitar la aparición de enfermedades bucodentales y a digerir los alimentos.

Las bacterias enemigas son aquellas que provocan la aparición de caries, enfermedad periodontal, halitosis e incluso, infecciones de gargantas.

Aunque nos acabemos de cepillar los dientes y pensemos que nuestra boca está perfectamente limpia, debemos tener en cuenta que existen unas proteínas ácidas en la saliva que forman una fina película alrededor de los dientes que proporciona un sitio de anclaje perfecto para los microorganismos. Los primeros que acuden son los estreptococos y a consecuencia de su crecimiento intensivo se forma la famosa placa dental. La placa puede seguir creciendo y se van uniendo distintas especies. Pero ¡ojo! aunque la placa se empiece a formar aún después de un buen cepillado no quiere decir que no nos los cepillemos, “total, como se va a formar igual”… ¡NO! Con cada cepillado hacemos que la placa dental tenga que empezar de cero, o casi de cero. Si no nos los cepillamos, la placa irá en aumento.

Recuerda que con una buena higiene bucal utilizando el cepillo, pasta dentífrica, enjuague y una adecuada higiene interdental contribuirás a mantener una correcta salud bucal.

12
Jul

Sonrisas blancas, ¿a cualquier precio?

 

¡Qué duda cabe que no! Y mucho menos cuando entra en juego nuestra salud. ¿Por qué te decimos esto? Porque debes recordar que cualquier tratamiento que no se realice bajo supervisión de un profesional puede poner en riesgo la salud de nuestra boca y por extensión nuestra salud general.

Lo primero es huir de las gangas. Cuando hablamos de blanqueamiento, lo hacemos de un tratamiento estético, pero es un tratamiento serio y no nos cansamos de recordaros que requiere ser controlado por expertos. Los dentistas somos los únicos profesionales formados para hacer este tratamiento. Otros tipos de blanqueamientos, de uso particular y venta en Internet pueden conllevar riesgos para los dientes.

Lo primero es saber en qué consiste el tratamiento.

Has de saber que el proceso de blanqueamiento se realiza mediante agentes blanqueadores como el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida. Estos productos penetran en el diente y, cuando llegan allí, actúan sobre las macromoléculas de color (pigmentadas y de gran tamaño) y las hacen más pequeñas, consiguiendo extraerlas del interior del diente, lo que se traduce en un aclaramiento gradual.

Querer mantener una sonrisa brillante y cuidada es una buena opción, pero ¡cuidado! puede llegar a convertirse en una obsesión. Se dan casos de personas que sufren blancorexia y nunca ven sus dientes suficientemente blancos, un trastorno cada vez más común en las consultas del dentista.

Un signo para detectarla se produce cuando el paciente solicita reiteradamente sesiones de blanqueamiento con peróxidos. Si se realiza en unas condiciones controladas y planificado por un dentista el tratamiento seguro puede repetirse con cierto margen de tiempo ya que el abuso de sustancias blanqueantes puede provocar irritaciones “severas” en las encías, paladar y garganta, así como daños en la matriz del esmalte y la pérdida del mismo. También puede afectar a la pulpa dental de forma “irreversible”, así como cambios en la lengua y en la percepción del sabor.
¿QUÉ PUEDES HACER TÚ PARA CUIDAR EL BLANCO DE TU SONRISA?

  • Modera el consumo de té, vino tinto, vinagre balsámico, café, colas…
  • Evita el tabaco ya que empeora el color de tus dientes
  • Si sufres bruxismo acude a revisión para un correcto diagnóstico
  • No consideres 100% fiable todas las recomendaciones que circulan por Internet ya que cualquier producto de fabricación casera para blanquear los dientes puede erosionar nuestro esmalte.
5
Jul

El verano también es buen momento para cuidar nuestra ortodoncia

 

¡¡Por fin verano!! En vacaciones reducimos nuestro nivel de estrés y esto también es beneficioso para nuestra salud en general y para nuestra boca en particular.
En Clínica Dental Oviedo&Miranda sabemos que el estrés provoca muchos problemas para la salud de la boca de nuestros pacientes, pudiendo incluso llegar a provocar dolor, ya que en algunos casos una temporada de tensión puede causar que la persona apriete o rechine los dientes para vencer el nerviosismo. Este rechinar o apretar los dientes de forma continuada puede provocar molestias en la mandíbula (ATM) e incluso que las piezas dentales se desgasten.
Por eso, el Dr. Miguel Ángel Miranda os recuerda que las vacaciones son una buena oportunidad para dedicarnos tiempo a nosotros mismos y a nuestra salud. El descanso estival es un buen momento para ir al odontólogo o para solicitar que un ortodoncista nos revise la boca para asegurarnos de que no hay problemas o, en ese caso, detectarlos precozmente.

CONSEJOS PARA CUIDAR TU BOCA CON ORTODONCIA

Además de extremar la higiene bucal, conviene recordar unas sencillas pautas para conservar tu boca en buen estado durante todo el tratamiento:

– Usa cuchillo y tenedor para cortar los alimentos en trocitos pequeños y no tus dientes.

– Opta por alimentos de textura blandas y consistencia suaves evitando comer alimentos duros, tales como nueces almendras, pan tostado y semillas. Ten cuidado con los huesos de frutas y hortalizas.

– Trata de evitar el consumo de alimentos pegajosos y/o azucarados como chicles, caramelos o similares.

Cepíllate los dientes cada vez que comas (las bacterias se acumulan de forma muy rápida), incluye la lengua y el paladar en la limpieza.

– Usa un cepillo adecuado para ortodoncia, que sea de pequeño tamaño, para poder limpiar los dientes y el aparato de forma adecuada. Normalmente tiene una ranura central en el cepillo especial para brackets.

– Usa cepillo interdental para eliminar restos entre dientes y una seda especial que se llama superfloss

– Si no te es posible tener una adecuada limpieza dental procura tener aliados como manzanas y uvas. Estos alimentos, previamente troceados, nos ayudan de un modo natural a mantener un buen nivel en la salud de nuestras sonrisas.  También puedes hacer enjuagues con agua y/o masticar chicles sin azúcar que pero, ¡¡recuerda!! Sólo de forma puntual no como sustitutivo del cepillado.

Y si has optado por tratamiento con ortodoncia invisible aprovecha que una de sus mayores ventajas es que te lo puedes quitar para comer y cepillarte los dientes de forma normal por lo que la higiene es más cómoda, exactamente igual que si no llevaras ortodoncia. Eso sí, recuerda limpiar la férula después de cada cepillado y guárdala en su caja para evitar que se estropee.

 

 

29
Jun

¿Puedo tener lesiones ocultas en la boca?

 

Está claro que las lesiones que solemos detectar con más facilidad son las llagas, que son irritaciones y lesiones bucales dolorosas, antiestéticas que pueden interferir, y de hecho a menudo lo hacen, con la alimentación y el habla.

Si bien no son contagiosas, se las suele confundir con el herpes labial, causado por el virus del herpes. Quizá sea útil recordar que las aftas aparecen dentro de la boca, mientras que el herpes labial usualmente lo hace fuera de ella.

Pero sí, aparte de éstas, efectivamente pueden aparecer quistes o tumoraciones en tejidos que no se ven a simple vista ya que quedan ocultos debajo de las encías, en la zona de la raíz de los dientes y/o en la estructura del hueso de lo dientes.

Seguir leyendo

16
Jun

Si los niños sufren estrés…también sus bocas

 

A veces pensamos que el estrés sólo puede afectar a los adultos, pero no es así. Un estado de excesiva actividad y ansiedad puede provocar también en los más pequeños episodios de estrés que repercutan negativamente en su boca. A mayor ansiedad se incrementarán los índices de acidez que acabarán atacando el esmalte de los dientes. El estrés puede desembocar en la inflamación y el sangrado de las encías, el primer paso para que se convierta en una enfermedad crónica o gingivitis.

Además del dolor durante el cepillado y la mayor sensibilidad de las encías a los cambios de temperatura, un síntoma muy común del estrés es el bruxismo que no sólo afectará a la dentadura, sino que puede acarrear dolores de cabeza, así como de los músculos faciales.

Seguir leyendo

8
Jun

He notado que el color de mis dientes, ha cambiado, ¿es normal?

 

El tono de los dientes constituye una característica innata, ya que viene condicionada por la genética, esta tonalidad depende del grosor y calidad del esmalte (que es casi transparente) y del color y calidad de la dentina de cada diente; es decir, que el color final de las piezas dentarias es la expresión de la calidad y tonalidad de las estructuras anatómicas que las constituyen.

Por tanto, son muchos los factores que pueden provocar estos cambios. Según nos hacemos mayores, la pulpa del centro de cada diente, que es la que le concede el brillo, retrocede hacia la raíz. Al hacerlo, la dentina que rodea la pulpa es reemplazada por otra, menos transparente que la original, que yace bajo la capa externa del esmalte.

La limpieza excesiva con cepillos de cerdas duras y pasta dental abrasiva desgasta el esmalte y provoca la aparición de parches amarillos.

También es muy frecuente, asimismo, que aparezcan puntos y rayas blancas, como consecuencia de algún tipo de problema surgido en la fase de desarrollo de la dentadura. Los primeros dientes se forman durante la gestación y en los primeros cuatro años de vida aparecen los dientes permanentes. En ambos, los cristales de calcio y fósforo que transporta la sangre constituyen el 70 por 100 de la dentina y el 95 por 100 del esmalte. La abundancia o carencia de estos cristales es otra de las causas que propician la variación en el color de la dentadura.

Con todo, las manchas más comunes provienen de la ingestión de café, de té, de la de algunos fármacos y antibióticos y del consumo de tabaco

La mala higiene bucal es una de las causas de aparición de manchas sobre el esmalte y del oscurecimiento de los dientes. Por ello es importante cepillarse los dientes tras cada comida y el uso de la seda o hilo dental

Ciertos medicamentos oscurecen los dientes. No todos, pero si algunos que algunas personas pueden necesitar de manera regular, ya que contienen sustancias, elementos, que perjudican nuestras piezas dentales, haciendo que sean más amarillos, menos blancos. Es el caso de la doxiciclina o de la tetraciclina, que contienen sobre todo algunos antibióticos.

Y recuerda que el tabaco es un elemento muy nocivo para nuestros dientes, sobre todo por culpa de dos de sus sustancias: el alquitrán y la nicotina. Ambos componentes son los culpables de que todos los fumadores tengan los dientes más oscuros de lo normal, amarillentos, pese a realizar una limpieza de dientes correcta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies