El verano se va acercando cada vez más y las ganas de disfrutar de esta época no paran de crecer. Las ansiadas vacaciones están a la vuelta de la esquina. Durante este periodo se suelen alterar mucho las rutinas diarias: se come más fuera de casa, se alteran los horarios, se trasnocha más… 

Dichas alteraciones  afectan de lleno a nuestra salud bucodental. Analizamos los principales riesgos del verano para tu boca.

Peligros del verano para los dientes y encías

Helados y bebidas muy frías: dejando a un lado el exceso de azúcar que suelen tener este tipo de alimentos y de refrescos, nos centramos ahora enn la temperatura. Con las altas temperaturas apetece más algo bien frío, y se suele recurrir a helados y refrescos. Los cambios bruscos de temperatura hacen que la pulpa dental se dilate y cause dolor. Si esto se prolonga en el tiempo, puede producir la muerte del diente y perderlo. Este problema puede Ocurrir tanto con alimentos y bebidas muy frías y muy calientes.

Cloro de las piscinas: este elemento, indispensable en muchas piscinas para evitar la propagación de bacterias y demás microorganismos, posee un PH muy ácido. Esta acidez provoca que la saliva se torne también ácida y se descomponga fugazmente. Cuando ocurre esto, se crean depósitos en los dientes y las bacterias se adhieren fácilmente a ellos formando la placa dental y el sarro. Por ello se conoce como “sarro del nadador”, una patología típica de los nadadores profesionales debido al tiempo que dedican a entrenar en la piscina.

Traumatismos: la llegada del buen tiempo anima a practicar más deporte al aire libre. Es algo totalmente recomendable y saludable, pero si queremos gozar de una buena salud bucodental, hay que tomar medidas. Los dentistas recomendamos siempre el uso de protectores bucales durante el ejercicio. Además de proteger a los dientes y encías de posibles traumatismos en la boca, mejora la postura oclusal mientras hacemos ejercicio.

Es necesario extremar la higiene bucal

Descuido de la higiene oral: se pasa más tiempo fuera de casa y, como hemos mencionado, los horarios de comidas cambian. Normalmente en vacaciones se produce un descuido general de la higiene bucal, pero sumado a los factores anteriores, es desastroso para la dentadura. Es importante acordarse siempre de llevar un kit de higiene oral para cepillarse los dientes a diario, sin olvidarse tampoco del hilo dental.

Ante cualquier duda o consulta, llámanos, estaremos encantados de atenderte. ¡Somos tu Dentista de Confianza en Lanzarote!

 

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies