El embarazo es una de esas etapas únicas y especiales en la vida de la mujer, algo que no se olvida. Durante este periodo la futura mamá comienza a tener precauciones con todo tipo de cosas, desde la alimentación hasta la cosmética que se utiliza, el tipo de ocio… la salud del bebé está siempre por encima. Y dentro de este saco de preocupaciones entra, sin duda, los procedimientos del dentista, especialmente, la ortodoncia.

¿Son seguros los tratamientos dentales durante la gestación? Si se toman las medidas adecuadas, ¡sí! Informa siempre a tu Dentista de Confianza avisarle cuando estés embarazada e incluso si lo estás planeando también, puesto que a veces se está y no se sabe.

Es recomendable avisar de estas situaciones para evitar ciertos tratamientos, como los que requieran radiografías o la toma de ciertos medicamentos…etc. Pero ello no quiere decir que haya que dejar de acudir al dentista, ¡todo lo contrario! La salud oral de las embarazadas se resiente mucho durante el embarazo, por tanto es fundamental acudir a chequeos continuos para que el dentista revise el estado de la salud de las encías y los dientes y evitar problemas graves.

¿Y la anestesia? ¡Tranquila! Salvo prohibición expresa del ginecólogo, por causas especiales, la anestesia no tiene ningún riesgo en las pacientes embarazadas, ni para ellas ni para el bebé. No obstante, volvemos a recordar, comenta siempre a tu dentista si estás embarazada o podrías estarlo para que se tomen las medidas adecuadas.

Ortodoncia antes del embarazo

Si ya estás con la ortodoncia y durante el tratamiento te quedas embarazada, ¡tranquila! No hay nada que temer, puedes seguir con el tratamiento sin problemas. Es totalmente seguro y compatible con el embarazo.

En este periodo es muy común sufrir la conocida como gingivitis del embarazo, que aunque no remite gravedad conviene tener un control. Al llevar ortodoncia, visitarás más a tu Dentista de Confianza, por lo que también evaluará con frecuencia tus encías, ¡disfrutarás de una mayor prevención y seguimiento!

Ortodoncia durante el embarazo

Si quieres empezar un tratamiento de ortodoncia y estás embarazada, las pruebas que incluyan radiografías generalmente se suelen posponer para prevenir. El estudio de ortodoncia suele incluir radiografías completas de la boca para obtener un diagnóstico preciso de la situación dental, por tanto convendría posponer la ortodoncia hasta después del embarazo.

No obstante, en muchas ocasiones las pacientes comienzan el tratamiento sin saber que ya están embarazadas. Las radiografías que se realizan en las clínicas dentales tienen una radiación muy baja, sin riesgos para el feto.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies