La salud de los dientes no solo debemos cuidarla cepillándolos dos veces al día, también es igual de importante cuidar qué alimentos tomamos puesto que la dieta influye directamente sobre el organismo. Además del azúcar, que es el enemigo número uno de los dientes, existen otros alimentos que ponen en peligro nuestra dentadura. Según la Asociación Dental Americana (ADA) estos son los principales:

Patatas fritas

Este snack tan sabroso y crujiente lleva una enorme cantidad de almidón, es decir, azúcar, que se queda adherido en los espacios interdentales con gran facilidad. Además de que este tipo de alimentos no está en la lista de los más saludables para nuestro organismo, para la salud oral en particular menos. Cómo hemos mencionado lleva azúcar, y al adherirse tan fácilmente a la superficie de los dientes facilita que las bacterias descompongan el almidón y con los ácidos generados destruyan el esmalte con facilidad pudiendo llegar a generar una caries. Es importante que si tomamos este tipo de snack, ese día seamos muy exhaustivos con el cepillado dental y no nos olvidemos de usar el hilo dental para limpiar bien todos los recovecos de la boca y eliminar todos los restos de alimentos.

Alimentos pegajosos

La comida de este tipo, como la fruta escarchada por ejemplo, aunque parece saludable a primera vista, en realidad es más perjudicial. Un alimento pegajoso se adhiere rápido a los dientes y cuesta más eliminarlo, por lo que los azúcares están más tiempo en contacto con el esmalte y se deteriora rápido.

Caramelos duros

Como todo producto azucarado, es nocivo para los dientes, pero además los caramelos duros pueden ocasionarnos que al masticarlos se astillen los dientes o que se rompan. Si esto ocurre es importante acudir cuanto antes a Tu Dentista de Confianza para que evalúe la pieza dental y tome las medidas necesarias antes de que el problema se agrave.

Cítricos en exceso 

La naranja, especialmente el zumo, es uno de los alimentos sanos más habituales en las dietas, pero al hablar de salud dental su ingesta en exceso es contraproducente. Los cítricos son altos en ácidos, por lo que tomarlos en exceso provoca que se erosione más el esmalte dental dejando así desprotegida la dentina y con más posibilidades de desarrollar caries. Como toda fruta es saludable, no hay que eliminarla de la dieta, pero sí medir cuánto tomamos y la exposición de nuestros dientes.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies