4
Feb

¿Cómo tratar la apnea del sueño?

Los dentistas de confianza de la Clínica Oviedo y Miranda nos explican que la Apnea del sueño es una patología que, pese a que afecta a más de un 4% de la población española, es poco conocida en nuestro país.

Es frecuente encontrar a personas que la padecen sin saberlo o a otras que aunque han sido diagnosticadas, no están recibiendo tratamiento, muchas veces por voluntad propia.

Durante el sueño los músculos encargados de mantener permeable la vía respiratoria sufren una relajación, el paso del aire a nivel de la faringe se ve dificultado, y como consecuencia los tejidos blandos vibran produciendo el ronquido.

Los síntomas que puede provocar esta enfermedad son:

  • El ronquido
  • Somnolencia diaria
  • Cansancio crónico
  • Hipertensión
  • Jaquecas
  • Depresión
  • Disminución del apetito sexual
  • Disfunción eréctil

¿Cómo podemos tratarlo?

Los pacientes con apneas leves y moderadas pueden utilizar el DAM. Un DAM es un dispositivo de avance mandibular. Es una férula doble (maxilar y mandibular) que adelanta la mandíbula unos milímetros consiguiendo que la vía aérea permanezca permeable, resolviendo el ronquido y el síndrome de apnea del sueño leve.

Entre sus beneficios destaca su fácil regulación, la fabricación a medida del paciente y que permite realizar todo tipo de movimientos de la boca, hablar, beber o toser.

La férula debe realizarse de forma personalizada por un odontólogo o médico estomatólogo para que se adapte perfectamente a la boca del paciente y no provoque molestias a la hora de dormir.

Los dentistas de confianza de la Clínica Oviedo y Miranda pueden analizar su caso y ofrecerle las mejores soluciones.

14
Sep

Hábitos saludables que combaten la apnea del sueño

 

En un post anterior: Tratamiento de la apnea del sueño, os contábamos qué es y cómo puede afectarnos. También os enseñamos algunas medidas de autocuidado. Vamos a profundizar en ellas, ya un estilo de vida correcto puede reducir los síntomas de este síndrome.

En el caso del sobrepeso, las personas que lo padecen tienen tejido adicional en la parte posterior de la garganta, lo que bloquea el flujo de aire e induce la apnea. De este modo, perder peso ofrece la posibilidad de abrir la garganta y, por lo tanto, reducir estos síntomas. De hecho, los expertos afirman que, en algunos casos, combatir el sobrepeso de manera significativa podría llegar incluso a curar la enfermedad.

El papel del ejercicio físico en la gestión del síndrome de la apnea obstructiva del sueño no está tan claro. Aún así, los expertos señalan que algunos pacientes sí suelen informar de una mejora de los síntomas.

Lo cierto es que una actividad física regular puede ayudar a dormir más rápido y de forma más profunda, reduciendo el número de veces en las que el afectado por la enfermedad se despierta cada hora y los episodios de apnea. En definitiva, el ejercicio físico podría funcionar como estrategia de tratamiento complementaria para las personas que sufren este síndrome de leve a moderado.

 

9
Mar

Tratamiento de la apnea del sueño

 

El síndrome de apnea-hipopnea durante el sueño es el más frecuente de los trastornos respiratorios que se producen durante el sueño, ya que afecta a alrededor del 4% de los adultos. Este trastorno del sueño se debe a episodios repetidos de obstrucción o colapso de la vía aérea superior que tiene lugar mientras la persona afectada duerme, debido a que la vía respiratoria se estrecha, se bloquea o se vuelve flexible.

No suele resolverse por sí sola, pero sí puede tratarse. Existen diferentes opciones terapéuticas que deben ser seleccionadas según la gravedad del cuadro. De esta forma, en algunas ocasiones pueden indicarse simplemente medidas de autocuidado como perder peso o dormir en determinadas posturas. Sin embargo, la mayoría de los pacientes con apnea del sueño moderada o grave necesitarán el empleo de una mascarilla nasal de presión positiva continua en las vías respiratorias. En algunas ocasiones es necesaria la cirugía.

Cuando la apnea es leve pueden ser efectivas medidas de autocuidado como:

  • Perder el exceso de peso. Este punto es muy importante ya que pequeñas reducciones del peso van a aportar mejorías significativas puesto que al adelgazar se produce un aumento del calibre de las vías respiratorias.
  • Dormir de lado o boca abajo. La postura del paciente a la hora de dormir es determinante en la aparición de apneas. El decúbito supino (boca arriba) provoca que la lengua y el paladar blando descansen sobre la faringe y obstruyan las vías respiratorias. Para ayudar a que la persona no duerma en esta postura se puede colocar una pelota de tenis en la espalda del paciente para que le resulte incómodo cada vez que adopte esa posición.
  • Evitar el alcohol y los fármacos con efecto sedante. Al consumir sustancias que provocan relajación en los músculos de la faringe se favorece la obstrucción de la vía aérea.
  • Mejorar la respiración nasal.

Cuando la apnea es grave, o si los anteriores procedimientos fallan,  el tratamiento de elección es la mascarilla nasal CPAP (presión positiva continua nasal) que se encuentra conectada a un dispositivo que insufla aire hacia la misma con una presión suficiente para conservar abiertos los conductos aéreos superiores y evitar el colapso respiratorio y los ronquidos. Es un tratamiento muy eficaz capaz de eliminar los ronquidos, mejorar la calidad del sueño, evitar la somnolencia diurna y disminuir la tensión arterial.

Existen otros dispositivos intraorales  Dispositivo DAM de avance mandibular  que aumentan  el diámetro de la vía aérea superior al provocar un desplazamiento  de la mandíbula o la lengua hacia delante. También se emplean por la noche y suelen disminuir los ronquidos y la aparición de apneas obstructivas. Su eficacia está demostrada en el 85% de los pacientes.

En Oviedo & Miranda podemos analizar tu caso y darte la solución que necesitas.

13
Jun

Apnea del sueño o cómo no dormir bien

sleep

Aunque hay niveles y niveles, los ronquidos nocturnos no son ninguna tontería. Sobre todo si son capaces de autodespertarte en la madrugada y fastidiar el sueño profundo de quien duerme a tu lado. Pero no hay que alarmarse. Todo tiene solución.

 
Los ronquidos hay que vigilarlos especialmente cuando se producen con una cierta frecuencia y en episodios de pausas respiratorias de más de 10 segundos de duración, sucediéndose una y otra vez. Es lo que llamamos apnea y es consecuencia de determinadas alteraciones anatómicas o funcionales de la vía aérea superior que afectan a su permeabilidad.

 
La apnea del sueño no es un fenómeno aislado y, por el contrario, es mucho más habitual de lo que se puede pensar, si bien es cierto que un buen porcentaje de las personas que la padecen ni siquiera son conscientes de ello, puesto que únicamente se produce durante el sueño. Y esto sí es para tomárselo en serio, ya que puede acabar desembocando en otras enfermedades más serias si no actúa: obesidad, ataques cardíacos, derrame cerebral, incremento de la hipertensión arterial e, incluso, diabetes. Además, puede provocar que nos quedemos dormidos en situaciones complejas, como conduciendo un vehículo.

 

Prevención, por favor
Hemos dicho que la apnea del sueño es más habitual de lo que puede parecer. Lo que no es frecuente es que sea diagnosticada. Por eso, un diagnóstico temprano y, si procede, un tratamiento posterior es fundamental para que el problema no llegue a generar otro más importante. Por supuesto, es recomendable la consulta a un especialista cuando sentimos que pueden aparecer los primeros síntomas.

 
Tu dentista habitual está capacitado para diagnosticar la apnea del sueño a través de distinta metodología que, incluso, y en casos determinados, el paciente puede llevar a su casa tranquilamente como parte del tratamiento. Eso permitirá definir si uno está siendo víctima o no de esta patología. Los resultados finales del tratamiento no sólo beneficiarán a la persona que la padece, sino también a los familiares que sufren los ronquidos.

 

Ronquido: ¿por qué se produce?

Las causas por las que alguien ronca pueden ser variadas: desde el desplazamiento de la mandíbula y los labios hacia atrás durante el sueño, hasta un debilitamiento de la musculatura perioral o una relajación exagerada de la lengua, entre otras.

 
Aquellos que presentan una oclusión con retrusión de la mandíbula son más propensas a roncar. Además, la estadística nos dicen que la apnea del sueño es mucho más frecuente entre los hombres que entre las mujeres…

 

Foto: www.freeimages.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies