higiene bucal

19
Jun

Chicle: beneficios y riesgos para la salud bucal

Hoy abordamos una de las preguntas que más nos hacen los paciente,  ¿masticar chicle es bueno o malo? Como nos cuenta la  Dra. Oviedo, el hábito de comer chicle tiene una serie de ventajas y desventajas para nuestra sonrisa: Seguir leyendo

2
Nov

¿Cuando es necesaria la endodoncia?

La Doctora Oviedo de la  Clínica Dental Oviedo y Miranda (Dentista de Confianza) nos comenta la importancia que tiene una endodoncia  y cuando realmente es precisa:

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia podríamos definirla como matar el nervio de ese diente dañado.

El diente se compone de varias capas , de la mas externa a la mas interna tenemos; esmalte, dentina, pulpa y dentro de la pulpa está el nervio.

El acumulo de restos de alimentos y no consiguiendo así la retirada de ellos crea lo que se de denomina placa bacteriana como bien conocemos ‘’sarro’’, el sarro se adhiere fuertemente a el esmalte, si no llevamos una higiene dental rigurosa, la placa dental aumenta de volumen a un nivel avanzado, la cual va penetrando de la capa mas externa del esmalte hacia las capas internas creando propiamente caries, si no se retira la caries dental va aumentando tanto en volumen como en agresividad ya que las bacterias que la crean se van multiplicando.

 

¿Notas que tu diente está sensible o que vas teniendo principio de dolor?

Una vez que la caries ha atravesado las diferentes capas del diente, si la caries llega a la ultima capa a lo que correspondería con el nervio dental, al ser rozado los estímulos del dolor reaccionan produciendo así un dolor cada vez más fuerte ya que si no se pone solución, la caries puede seguir avanzando hasta necrosar el propio diente.

Por ello si la caries dental ha llegado a la última capa, siendo esta el nervio, en vez de realizar un empaste y  retirar la caries habría que realizar lo que denominamos una Endodoncia , y ya no solo retiramos la caries que ocupa la mayor parte del diente, sino realizamos una extirpación de los nervios que tenga el propio diente ya sean 1,2,3,4  u incluso 5 dentro de los conductos que posea dicho diente, así luego rellenándolos de un material plástico que sustituiría a los denominados nervios dentales.

El Doctora Oviedo nos recomienda si tienen un principio de sensibilidad u “cosquilleo” en el diente no dude en venir para valorar  el realizar el mejor tratamiento apropiado que necesite.

Clínica dental Oviedo y Miranda es tu Dentista de Confianza en Lanzarote.

19
Jul

Tu boca está llena de bacterias

 

¿La mía? Te preguntarás. Sí, la tuya y la de todos. Verás.

Es posible que desconozcas que dentro de tu boca hay unas 700 especies distintas de bacterias conviviendo. También es posible que pienses que todas ellas son inofensivas…Pero has de tener en cuenta que muchas de ellas son perjudiciales para nuestra salud.

Una buena higiene bucal es necesaria ya que nos protege de la aparición de estás bacterias perjudiciales.

¿Dónde suelen alojarse las bacterias?

Principalmente podemos encontrarlas en:

 

  • lengua
  • encía
  • dientes
  • saliva
  • espacios interdentales
  • mucosas

 

Es cierto que se habla de unas bacterias que son amigas y otras enemigas para la salud. El equilibrio entre ambas es beneficioso para mantener una óptima salud bucodental.

Las bacterias amigas son aquellas que ayudan a evitar la aparición de enfermedades bucodentales y a digerir los alimentos.

Las bacterias enemigas son aquellas que provocan la aparición de caries, enfermedad periodontal, halitosis e incluso, infecciones de gargantas.

Aunque nos acabemos de cepillar los dientes y pensemos que nuestra boca está perfectamente limpia, debemos tener en cuenta que existen unas proteínas ácidas en la saliva que forman una fina película alrededor de los dientes que proporciona un sitio de anclaje perfecto para los microorganismos. Los primeros que acuden son los estreptococos y a consecuencia de su crecimiento intensivo se forma la famosa placa dental. La placa puede seguir creciendo y se van uniendo distintas especies. Pero ¡ojo! aunque la placa se empiece a formar aún después de un buen cepillado no quiere decir que no nos los cepillemos, “total, como se va a formar igual”… ¡NO! Con cada cepillado hacemos que la placa dental tenga que empezar de cero, o casi de cero. Si no nos los cepillamos, la placa irá en aumento.

Recuerda que con una buena higiene bucal utilizando el cepillo, pasta dentífrica, enjuague y una adecuada higiene interdental contribuirás a mantener una correcta salud bucal.

5
Jul

El verano también es buen momento para cuidar nuestra ortodoncia

 

¡¡Por fin verano!! En vacaciones reducimos nuestro nivel de estrés y esto también es beneficioso para nuestra salud en general y para nuestra boca en particular.
En Clínica Dental Oviedo&Miranda sabemos que el estrés provoca muchos problemas para la salud de la boca de nuestros pacientes, pudiendo incluso llegar a provocar dolor, ya que en algunos casos una temporada de tensión puede causar que la persona apriete o rechine los dientes para vencer el nerviosismo. Este rechinar o apretar los dientes de forma continuada puede provocar molestias en la mandíbula (ATM) e incluso que las piezas dentales se desgasten.
Por eso, el Dr. Miguel Ángel Miranda os recuerda que las vacaciones son una buena oportunidad para dedicarnos tiempo a nosotros mismos y a nuestra salud. El descanso estival es un buen momento para ir al odontólogo o para solicitar que un ortodoncista nos revise la boca para asegurarnos de que no hay problemas o, en ese caso, detectarlos precozmente.

CONSEJOS PARA CUIDAR TU BOCA CON ORTODONCIA

Además de extremar la higiene bucal, conviene recordar unas sencillas pautas para conservar tu boca en buen estado durante todo el tratamiento:

– Usa cuchillo y tenedor para cortar los alimentos en trocitos pequeños y no tus dientes.

– Opta por alimentos de textura blandas y consistencia suaves evitando comer alimentos duros, tales como nueces almendras, pan tostado y semillas. Ten cuidado con los huesos de frutas y hortalizas.

– Trata de evitar el consumo de alimentos pegajosos y/o azucarados como chicles, caramelos o similares.

Cepíllate los dientes cada vez que comas (las bacterias se acumulan de forma muy rápida), incluye la lengua y el paladar en la limpieza.

– Usa un cepillo adecuado para ortodoncia, que sea de pequeño tamaño, para poder limpiar los dientes y el aparato de forma adecuada. Normalmente tiene una ranura central en el cepillo especial para brackets.

– Usa cepillo interdental para eliminar restos entre dientes y una seda especial que se llama superfloss

– Si no te es posible tener una adecuada limpieza dental procura tener aliados como manzanas y uvas. Estos alimentos, previamente troceados, nos ayudan de un modo natural a mantener un buen nivel en la salud de nuestras sonrisas.  También puedes hacer enjuagues con agua y/o masticar chicles sin azúcar que pero, ¡¡recuerda!! Sólo de forma puntual no como sustitutivo del cepillado.

Y si has optado por tratamiento con ortodoncia invisible aprovecha que una de sus mayores ventajas es que te lo puedes quitar para comer y cepillarte los dientes de forma normal por lo que la higiene es más cómoda, exactamente igual que si no llevaras ortodoncia. Eso sí, recuerda limpiar la férula después de cada cepillado y guárdala en su caja para evitar que se estropee.

 

 

27
Apr

¿Podemos encontrar bacterias fecales en los cepillos de dientes? La respuesta es ¡sí!

 

Sabemos que puede sonar muy desagradable, pero la realidad es ésa. Diversos estudios así lo han demostrado. “Tirar de la cadena con la tapa bajada es una buena costumbre para reducir la dispersión de bacterias y la contaminación del cepillo en nuestro cuarto de baño”, aseguran en Journal of Family Medicine and Primary Care.

Una investigación de la universidad de Quinnipiac en Hamden (EEUU) y presentada en la reunión anual de la Sociedad Americana de Microbiología confirma que se produce una transmisión de coliformes fecales en los baños compartidos y que los cepillos de dientes pueden servir como vehículo para la transmisión de organismos potencialmente patógenos.

¿Y qué podemos hacer para evitar que se “contaminen” nuestros cepillos?

Desde luego, una primera medida es acostumbrarnos a cambiar nuestros hábitos y tirar de la cadena del váter con la tapa bajada, fácil, ¿no?

Y además tampoco recomendamos que se utilice el capuchón pese a que pueda parecer a simple vista que protege y mantiene más aislado el cepillo. Te contamos por qué.

Son muchos los estudios que demuestran que, al cubrir las cerdas del cepillo de dientes aún húmedas después del cepillado, se genera un espacio mucho más propenso a la aparición y reproducción de bacterias que se quedan almacenadas entre las cerdas del cepillo: estafilococos, bacterias intestinales, etc. que se dispersan más fácilmente por la poco sana costumbre, de la que hacíamos mención antes, de tirar de la cadena con la tapa levantada.

Los capuchones generan unas condiciones de humedad y temperatura que incrementa la proliferación de bacterias; de ahí que recomendemos prescindir de ellos puesto que evita el secado de los filamentos al aire y los mantiene en un ambiente de humedad que provoca el crecimiento bacteriano.

Los cepillos, por tanto, deben guardarse en un lugar abierto, lejos de fuentes de calor, así como de los cepillos de otras personas y a ser posible lo más alejado del váter. Un buen sitio puede ser dentro del armario del baño.

¿Y cuándo cambiar el cepillo por otro?

Es conveniente cambiarlo cada tres meses por el desgaste de las cerdas y por el crecimiento bacteriano perjudicial para nuestra salud oral.

Cambiarlos cada tres meses o antes si las cerdas ya muestran signos de desgaste es necesario para incrementar su eficacia. Si un cepillo de dientes es usado de forma regular, a los tres meses sus cerdas comenzarán a abrirse y no realizarán bien la función del cepillado ni accederán a las zonas interdentales más difíciles de limpiar; de esta forma, un cepillo de dientes que tiene unos tres meses de uso o más no eliminará la placa dental con la misma efectividad que uno nuevo (el nuevo elimina un 30% más de placa).

Recuerda que un cepillo de dientes en buen estado nos ayuda a prevenir la caries así como problemas de encías.

1
Feb

Lo que quizás no sabías de la saliva

 

La saliva es indispensable para poder mantener una óptima y correcta salud bucodental.  No sólo se encarga de ayudar en la digestión y procesamiento de los alimentos, también protege la superficie interna de la boca y los dientes gracias a su PH alcalino que neutraliza los ácidos producidos por la placa bacteriana resguarda la superficie interna de la boca.

También sirve para diagnosticar la diabetes, el cáncer oral y en general las enfermedades periodontales; aporta a los dientes el calcio y fosfato necesarios para remineralizarlos; es un poderoso depósito de flúor; y diluye y elimina los azúcares presentes en la boca.

Sabías que…

  • Segregamos entre uno y 1.5 litros al día. Si se produce menos de la mitad, es probable que se esté ante un caso de xerostomía (síndrome de la boca seca). Generalmente, los hombres segregan más cantidad de saliva que las mujeres.
  • Nos alerta en caso de deshidratación. Cuando disminuimos su producción, activa la señal de alerta del organismo mediante la sensación de sed para mantener el equilibrio hídrico.
  • Ayuda a detectar el sabor de los alimentos. Los receptores químicos de nuestras papilas gustativas únicamente pueden funcionar en un entorno líquido. Por ello, la saliva se encarga de humedecerlos para que puedan realizar su tarea correctamente, de ahí que al secar la lengua estos receptores se inhiban, y con ellos el sabor.
  • Por la noche producimos menos cantidad. La cantidad de saliva que segregamos depende, entre otros factores, del ciclo circadiano, de tal manera que por las noches es cuando menos producimos.
  • En más de un 99% es agua. Aunque es agua prácticamente en su totalidad, la saliva es una mezcla de fluidos orales que incluye secreciones de las glándulas salivares mayores y menores junto a otras como el fluido gingival crevicular –producido entre la encía y el diente–, secreciones nasales y bronquiales, derivados sanguíneos procedentes de heridas en la boca, productos bacterianos y víricos, células epiteliales descamadas, restos alimenticios… Toda una amalgama que, pese a todo, es inodora e incolora.
  • Los colutorios con alto nivel de alcohol pueden producir sequedad de los tejidos orales al modificar la cantidad y calidad de la saliva.
  • Refleja nuestro estado de ánimo. Cuando nos encontramos en una situación tensa u hostil se incrementa la cantidad de cortisol.
  • Durante la vida de una persona se pueden llegar a generar 43.000 litros.
13
Apr

Salud bucodental y diabetes

 

En los últimos años se ha constatado que la relación entre diabetes y enfermedades periodontales es directa.

Es decir, que no sólo la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades en la boca sino que las enfermedades periodontales pueden afectar directamente a la diabetes perjudicando el control de la glucemia.

Según el informe realizado por la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes junto con la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) las visitas al dentista representan un medio eficaz para detectar y combatir la diabetes.

Como decíamos, la relación entre diabetes y enfermedad periodontal es bidireccional. Un paciente diabético no controlado que tenga una enfermedad periodontal no tratada tiene mayor riesgo de que su enfermedad periodontal avance. De la misma manera, a un paciente con una enfermedad periodontal no tratada  y que tenga una diabetes aunque sea controlada le va a ser más difícil aún controlar sus niveles de glucemia, ¿por qué? porque una enfermedad periodontal es una infección o inflamación que está afectado al organismo lo que dificulta el control de los niveles de glucemia.

La boca no es un órgano aparte, es parte de un organismo y ha de tratarse de manera integral.

Un paciente diabético, por tanto, ha de controlar bien su glucemia, cuidar su higiene bucodental, aprender a explorar su boca y si nota algún cambio de coloración en la encía o aparición de una capa blanquecina consultar con un profesional ya que tiene mucha predisposición a la aparición de hongos bucales.

Sintomatología bucodental en el paciente diabético

Las infecciones en un paciente diabético pueden ser de mayor intensidad que en un paciente no diabético. Son más propensos a la candidiasis si llevan prótesis, caries más intensas con más sensación de dolor, distención en el paladar, quemazón o boca seca.

Recomendaciones de higiene bucodental para el paciente diabético

Deben aplicar las mismas medidas que cualquier otro paciente. Estas son: higiene dental  cada vez que ingieran alimento con la duración habitual, unos tres minutos eliminando la placa de todas las estructuras dentarias tanto superiores como inferiores, incluso de las mucosas de la zona interior de la boca y de la lengua ya que son zonas donde quedan acumuladas muchas bacterias. Si tiene prótesis, debe quitársela para cepillarla, así como los dientes que tenga en la cavidad bucal. Utilizar seda dental para eliminar placa en los espacios interpoximales y utilizar los cepillos interdentales en función de los espacios que este paciente tenga en la boca.

Alimentación y régimen de visitas al especialista

Con respecto a la dieta, los pacientes diabéticos no ingieren azúcares lo que supone un punto positivo en la evitación del desarrollo de las caries. Un paciente diabético puede acudir al especialista con la misma frecuencia que uno que no lo sea siempre y cuando tenga controlados sus niveles de glucemia en sangre.

21
Jul

El estrés y la salud bucodental

Uno de los males de nuestro tiempo es el estrés. Pocos son los que se escapan a los ritmos de vida actuales, entre prisas y decenas de compromisos diarios. La salud bucodental no es ajena a este problema y se resiente.

Más allá de afectar a nuestro bienestar y calidad de vida, el estrés provoca tensiones que derivan en dolores de cabeza, cansancio, contracturas musculares o ansiedad, entre otros. Seguir leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies