higiene bucodental

12
Nov

Mal aliento: ¿qué hacer para combatirlo?

La halitosis, o mal aliento, supone un problema para todas aquellas personas que lo sufren día a día llegando a afectar a sus relaciones personales. La Dra. Lucía Oviedo, directora médica de la Clínica Dental Oviedo y Miranda y tu Dentista de Confianza en Lanzarote, nos da las claves para combatirlo.

Seguir leyendo

9
Jul

Higiene dental divertida: trucos para educar a los niños en salud oral

La salud oral de los niños hay que cuidarla desde que son bebés y seguir potenciándola a medida que crecen. Habituarles en las rutinas de higiene dental puede ser una difícil tarea para muchos padres, ¡pero hay trucos! ¿Qué tal hace del cepillado dental algo divertido y original? Es más sencillo de lo que parece. Os contamos algunos trucos:
Seguir leyendo

2
Jul

Gingivitis y periodontitis: principales causas

La principal razón de desarrollar gingivitis y periodontitis se trata de la acumulación de placa dental,  pero hay otros factores que pueden favorecer la aparición de estas enfermedades en las encías. A continuación, el equipo de doctores de la Clínica Oviedo&Miranda explican las causas más habituales: Seguir leyendo

17
Nov

¿Puede tener mi hijo un diente de más?

Sois muchas las mamás que llegáis preguntando a la Clínica Dental Oviedo y Miranda (Dentista de Confianza) por los dientes de vuestros peques, ya que os resulta extraño verles que tienen algún diente de más. Por ello hoy el Dr. Miguel Miranda te responde a esta pregunta:

 

¿ Que son los dientes supernumerarios ?

Los dientes de más son llamados dientes supernumerarios.

La hiperodoncia se caracteriza por un número dientes superior al normal. Los dientes de más suelen salir con más frecuencia arriba que abajo y es más común en los niños que en las niñas.

Puede existir dientes supernumerarios tanto en la dentición primaria (niños) como en la permanente( adultos) pero es más frecuente en la primaria.

 

Los dientes supernumerarios pueden tener dos formas:

  • Pueden ser de forma normal, igual al resto de los dientes, generalmente imitan la forma del diente de su lado (llamados suplementarios ). En la dentición primaria ( niños) suelen salir con mayor frecuencia en la zona de los incisivos laterales superiores.
  • O bien pueden ser de forma distinta al resto de los dientes (rudimentarios o dismórficos). Son dientes con formas atípicas (en forma de cono, en punta, etc). El prototipo de diente supernumerario cónico es llamado mesiodens, que sale entre los dos incisivos centrales superiores.

 

¿ A que se debe?

Es una anomalía genética sin mayor importancia. Se suelen realizar controles mediante radiografías y el odontopediatra determinará si es necesario extraer el diente y cuándo se realizará la extracción. Los dientes supernumerarios en ocasiones no se caen como los normales y es necesario extraerlos, generalmente a la edad a la que suelen caerse los dientes de leche, a partir de los seis años.

 

Tu Dentista de Confianza en Lanzarote te aconseja no preocuparte, ya no es algo que tenga mayor importancia, siendo una causa más bien genética, y que seguramente en la familia haya personas que también lo padezcan, pero siempre estaremos esperándoos para realizar cualquier consulta.

 

By Dr. Miguel Miranda

10
Nov

Cómo cuidar tus dientes y mantener tu boca sana

La Doctora Oviedo de la  Clínica Dental Oviedo y Miranda (Dentista de Confianza) nos comenta cómo mantener tu boca sana:

Lo primero es un buen cepillado de dientes. Esto no significa que nos cepillemos más fuerte de lo normal, sino que lo hagamos bien.

La frecuencia y la constancia en el cepillado también son importantes. Con tres veces al día, después de cada comida, durante todos los días, mantendremos una buena salud bucodental.

Al cepillarte los dientes, no olvides limpiarte también la lengua. En la lengua se acumulan bacterias que pueden dar lugar, entre otras cosas a la halitosis.

Acompañando al cepillo y a la pasta de dientes, usa también hilo dental y colutorio. El hilo dental te ayuda a llegar a zonas donde el cepillo no consigue, y el enjuague te permite prevenir la caries y a la eliminación de bacterias.

Pero no sólo es importante el lavado, también lo es que nos llevamos a la boca. Evita azúcares, sobre todo presentes en las bebidas carbonatadas, pueden producir caries, inflamaciones, e incluso oscurecer los dientes.

Lo que sí es siempre bueno es el agua, bebe agua y mantén tu boca hidratada, ya que la deshidratación reduce la cantidad y la calidad de la saliva.

Otra gran recomendación es la visita al dentista. ¿Cuándo? Cada vez que notes algo raro, sufras un golpe en los dientes, veas un inicio de caries,… y por revisión, dos veces al año.

Éstas son unas reglas básicas, fáciles de seguir, y que cubren buena parte del cuidado de tus dientes y boca.

Recuerda acudir a tu dentista para personalizar tu cuidado según tus necesidades.

Clínica dental Oviedo y Miranda es tu Dentista de Confianza en Lanzarote.

1
Jun

En cuanto a efectividad… ¿existen diferencias entre un cepillo de dientes manual y uno eléctrico?

 

En muchas ocasiones nos asalta la duda de qué cepillo es mejor, si el eléctrico o el manual. A simple vista, decantarse por uno u otro rápidamente no es posible.

Aparentemente no existen grandes diferencias; de hecho, hasta hace relativamente poco no existían informes o estudios concluyentes a favor del cepillo eléctrico y de hecho, las diferencias entre ambos son mínimas.

Los cepillos eléctricos se diseñaron, en un primer momento, para ser usados por personas con problemas de destreza manual, pero rápidamente su uso se ha extendido y popularizado entre toda la población.

Es cierto que sus cabezales son más pequeños y permiten un mayor acceso a la boca, pero al tener un mango tan ancho, espacio reservado por lo general a la pila o batería, dificulta la movilidad dentro de la boca y que podamos acceder cómodamente a todas las caras del diente. Recordemos que no sólo hay que cepillar la cara externa del diente y la superficie de mordida, sino también la caras interiores próximas a la lengua.

En el caso de los cepillos manuales se pueden mover con algo más de libertad y facilidad por lo que el acceso a esas zonas es más fácil.

No obstante no hay que olvidar que ambos, manual y eléctrico, son instrumentos, herramientas que nos ayudan a mantener una correcta higiene bucodental, pero no son las únicas. Tanto el cepillo manual como el eléctrico cepillan las caras lisas, pero no son capaces de llegar al espacio que queda entre los dientes; para ello debemos hacer uso del hilo dental o cepillos interproximales.

¿Cuál es la mejor elección?

En el caso de que te decantes por un cepillo eléctrico debes asegurarte de que su movimiento es rotatorio y oscilatorio, ya que su eficacia es mayor que en el resto de modelos.

En cambio si tu decisión ha sido utilizar un cepillo manual, debe tener las siguientes características:

  • El cabezal con un tamaño adecuado, con las cerdas entrecruzadas, largas y en distintos niveles, sobre todo con puntas redondeadas o fusiformes. No debe ser demasiado duro.
  • El raspador lingual en la parte posterior del cabezal para poder realizar también una buena higiene de la lengua.
  • El mango debería tener un diámetro adecuado para nuestra mano y a ser posible que no sea muy circular porque puede dificultar el cepillado.
22
Feb

Aprendamos más sobre los dientes: tipología, funciones, estructura

No sólo lo grandes depredadores han dependido de sus dientes, todos los organismos toman la energía de los alimentos; de ahí que sea tan importante el proceso de la digestión. La primera fase comienza en nuestra boca y son nuestros dientes los responsables de trocear y triturar los alimentos facilitando así el trabajo de nuestro sistema digestivo.

La primera dentición, también llamada dientes de leche consta de 20 piezas que llegarán a ser 32 en la edad adulta.

Los dientes, según su forma y función,  se dividen en 4 grupos: incisivos, caninos, premolares y molares.

Los incisivos tienen los bordes planos y afilados y se encargan de cortar los alimentos.

Los caninos o colmillos están diseñados especialmente para desgarrar y se encuentran más desarrollados en determinados animales.

Los premolares continúan con la función  de desgarramiento iniciado por los caninos y comienzan a triturar la comida.

Por último, los molares acaban de triturar el alimento finalizando el proceso de masticación dejándolo listo para pasar al estómago.

En todo este proceso, la saliva, la lengua y los carillos contribuyen a preparar este alimento para su deglución.

¿Conoces cuáles son las partes de un diente? Muchas veces oímos hablar sobre la corona, la dentina o el hueso alveolar, si bien no sabemos exactamente de qué se trata.

Cada diente se divide en dos partes: la corona y la raíz unidas por el cuello dentario. Podemos diferenciar varias zonas:

  • El esmalte es la capa visible, es muy dura y traslúcida y protege el diente.
  • La dentina forma el cuerpo del diente y es sensible al frío y a los alimentos dulces y ácidos.
  • La pulpa se encarga de nutrir al diente y está formada por vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas y, por lo tanto, es extremadamente sensible.
  • El cemento que es el tejido que recubre las raíces.

El mayor enemigo de nuestros dientes es la caries, una enfermedad infecciosa que afecta a los tejidos vivos de nuestros dientes provocando su deterioro. La caries comienza con la formación de la placa que es una película cargada de bacterias que se acumulan en los dientes nutriéndose de los azúcares de los alimentos que ingerimos. Cuando la placa se endurece se denomina sarro que además de ser muy antiestético, producir mal aliento y mal sabor de boca es el responsable de las enfermedades de las encías.

Contra estos enemigos el mejor ataque es una buena defensa y la prevención es nuestra mejor arma.

Para tener una buena salud bucodental no hay que abusar de alimentos azucarados sobre todo los de consistencia pegajosa. Otros hábitos como el alcohol y el tabaco también son desaconsejables y todo esto acompañado de una buena higiene basado en un correcto cepillado de los dientes, lengua y encías.

Los dentífricos y enjuagues son excelentes aliados completada con el uso de seda dental y, por supuesto, las visitas periódicas a nuestro dentista que nos ayudará a mantener nuestros dientes fuertes y sanos.

20
Jul

Como conseguir una sonrisa perfecta…también en verano

 

Estás de vacaciones, pero…¿tu boca también lo está? Te damos algunas recomendaciones para que no te olvides de tu salud bucodental este verano…

Mantener una correcta higiene

Aunque estés fuera de casa, conviene cepillarse después de cada comida o, al menos, tres veces al día. Usar seda dental y un colutorio. Limpiar la lengua y el paladar con colutorio o con el propio cepillo y masajear las encías con movimientos circulares para evitar que éstas se inflamen y sangren. ¿Por qué prestar especial cuidado a la limpieza? Porque el contacto con el cloro de las piscinas facilita la acumulación de sarro y daña las encías.

Alimentación

La alimentación es determinante en nuestra salud general por lo que, lógicamente, influye en el estado de nuestra salud bucodental. Existen nutrientes cuya participación en la formación y salud de los dientes y las encías es fundamental. Entre ellos se encuentran el calcio (presente principalmente en leche y sus derivados así como cereales, verduras y hortalizas de color verde oscuro, nueces, habichuelas y sardinillas o boquerones pequeños), el fósforo (alimentos de origen animal como leche y derivados, huevos y pescado así como alimentos de origen vegetal como legumbres, nueces o calabacines), el flúor (presente en aguas a distintas concentraciones según región geográfica y en alimentos como el té y en menos cantidad en alimentos como tomates, judías, lentejas, cerezas, patatas, caballa, sardinas, hígado de vaca, pescados frescos), la vitamina D (pescado azul, aceite de hígado de pescado, margarina, huevos, leche y productos lácteos), vitamina A (en alimentos de origen animal como pescado azul, hígado, yema de huevo, mantequilla, queso, leche entera y en alimentos de origen vegetal como albaricoque, melón, zanahoria, mango, melocotón, espinacas, coles de Bruselas, tomate, níspero) y las vitaminas del grupo B (carnes, pescados, leche y derivados, cereales y legumbres principalmente).

Reducir la cantidad de azúcar presente en alimentos como chuches, helados, caramelos, refrescos azucarados o zumos envasados que deterioran el esmalte.

Cambios de temperatura

Tomar productos muy fríos (helados o granizados) o bien muy calientes puede provocar un dolor fino y agudo semejante a un calambre por inflamación de los vasos sanguíneos o de los nervios internos del diente.

Especial cuidado en actividades al aire libre

Debido a la gran cantidad de actividades y deportes que practicamos en verano se incrementan los casos de traumatismo dental. En el caso de haber sufrido uno, deberás acudir a tu dentista cuanto antes (48 horas) con el fin de recuperar el diente siempre que sea posible.

Evitar la deshidratación

Beber constantemente agua, aunque no tengamos sensación de sed,  para evitar que la boca reduzca la producción de saliva y se pierda su función protectora frente a las bacterias.

 

Y por supuesto, ahora que tienes la agenda más despejada prográmate una visita a tu dentista de referencia. Te estamos esperando!

13
Oct

¿Por qué tengo los dientes negros?

En ocasiones, y pese a mantener un correcto cuidado de los dientes en lo que a higiene y a visitas al especialista se refiere, notamos que nuestros dientes se oscurecen. ¿Por qué?

Varios son los factores:

  • La ingesta de alcohol, vino tinto, bebidas azucaradas, café o té así como vinagres o cítricos ya que el ácido perjudica la perdurabilidad del esmalte.
  • El alquitrán y la nicotina son dos elementos que componen el tabaco y que provocan que el diente amarillee.
  • El paso del tiempo también afecta a nuestros dientes que poco a poco van sustituyendo el brillo blanquecino del esmalte por uno más amarillento.
  • El uso habitual de medicamentos también perjudica el color de nuestros dientes, haciendo que se pierdan su tono habitual y ennegreciéndolos, también la clorexidina que aparece como componente en algunos enjuagues bucales.
  • Por un traumatismo que puede afectar al nervio y vasos sanguíneos produciendo su oscurecimiento.

 

¿Qué consejos podemos daros para evitar que vuestros dientes se oscurezcan?

 

  • Aunque como ya hemos dicho, el paso de los años se refleja en un proceso de amarilleado de los dientes es necesario no perder los buenos hábitos bucodentales y cepillarnos 3 veces al día terminando cada enjuague con un colutorio.
  • Sustituir alimentos anteriormente citados por frutas y verduras ricas en calcio, Vitamina C y D y magnesio como manzanas, fresas, quesos, apio, uva.
  • Y, por supuesto, no dejar de visitar a vuestro dentista para  un óptimo control y revisión.

Imagen cortesía de: freedigitalphotos.net

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies