Si sabes identificarla, sabrás como prevenir la gingivitis

dentadura3

Comencemos. ¿Qué es la gingivitis? Se trata de una inflamación de las encías y el primer síntoma de una patología periodontal que, si no recibe el tratamiento adecuado, puede derivar en otra de mayor gravedad que tendría una solución mucho más compleja. Y también costosa.

¿Qué es lo que causa la gingivitis? Es consecuencia de las bacterias que se acumulan habitualmente en los dientes y encías y que deberían eliminarse a través de los pertinentes cepillados dentales y el recurso al hilo dental y al enjuague; sin olvidar las revisiones en tu dentista de confianza y el cumplir con una sana alimentación y alejando el consumo habitual de alcohol y tabaco, dos grandes enemigos de la salud bucodental.

¿Cómo detecto la gingivitis?

Huelga decir que las esas revisiones en la clínica dental nos ayudarán a detectar y poner solución a tiempo a esos problemas. Pero también conviene saber que la gingivitis se manifiesta a través de encías rojas, hinchazón en las mismas y una mayor sensibilidad. Además, es fácil que sangren al cepillar los dientes.

Igualmente, también es señal de gingivitis si las encías han retrocedido, de tal forma que dejan al descubierto los dientes en mayor medida, pareciendo más alargados.

El mal sabor de boca o la halitosis también puede estar indicándonos que la gingivitis comienza a desarrollarse en la cavidad bucal.

 

¿Vinculación con la disfunción eréctil?

Y la presencia de la gingivitis también puede tener sus consecuencias en otras partes del cuerpo. Así al menos lo asegura un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que vincula la inflamación de las encías con problemas de erección en los hombres.

Se ha observado que la patología periodontal y la disfunción eréctil tienen relación con enfermedades de índole cardiovascular y con elementos de riesgo como pueden ser el tabaco o la diabetes. La periodontitis puede generar una  inflamación sistémica que acabe provocando una disfunción en los vasos sanguíneos, afectando al sistema cardiovascular y, por extensión, a los vasos cavernosos del pene.

 

Una vieja enfermedad:  también hace 5.000 años

Se tiene constancia de la enfermedad de las encías en los humanos desde hace milenios. Una investigación del Instituto Eurac de Bolzano, en Italia, y la Universidad de Viena ha puesto al descubierto que los hombres ya la padecían desde hace más de cinco milenios.

A través de la conocida momia de Ötzi, el llamado hombre de hielo del Tirol, un cazador que murió desangrado hace unos 5.300 años, es como se ha comprobado. La biopsia realizada en el hueso de la cadera de esta momia ha dejado entrever la presencia en el ADN de una bacteria, la conocida como Treponema Denticola, que se habría desplazado desde la boca hasta la cadera a través del flujo sanguíneo.

Aunque la enfermedad de las encías es algo habitual todavía hoy en nuestra sociedad, los avances en el campo de la odontología ya permiten, con el tratamiento adecuado, tenerla controlada.

 

Fotografía: www.freedigitalphotos.net

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies